El Homenaje de Shirley López a Chachapoyas

La joven escritora amazonense Shirley López Epiquién dedica hermosas palabras a Chachapoyas en su libro Luna Dzohara, publicado recientemente en España.

Fidelísima radio recoge y comparte esta composición literaria cargada de emociones e "imágenes" que grafican la belleza y grandeza de nuestra tierra.

Shirley López autora del libro
Luna Dzohara

CHACHAPOYAS

Tierra de misterios... De dama caminante de la noche, de cura vagabundo sin cabeza. 

Una tierra vasta de recuerdos hechos en piedra, de fortalezas en las nubes, lagunas que encantan, valles que enamoran, descendientes de guerreros. 

Somos el origen de una civilización misteriosa de dioses ajenos, de cultura exportada que ahora es sólo una.

Tierra de gente amable y cálida, de agraciado acento al hablar.

Lengua mestiza nos identifica, con códigos que sólo nosotros entendemos.

Tierra de sabores que embelesan, olores que arrastran nostalgia.

Navidad sinónimo de guarango, de noches engalanadas por cielos estrellados, la luna nuestra madre guardián.

Somos de lugar de las frutas embriagantes, resultando los más ricos macerados.

Dueños de parajes envidiables, de cataratas amigas del cielo, de cavernas que nos cuentan los secretos de la tierra.

Lugar de hermosas mujeres, agraciadas al caminar y de variedad territorial, los hombres fuertes sin duda, orgullosos y también exquisitos como un manjar.


Somos los creadores del pan sagrado, los dueños de junio, agosto, y diciembre, meses de reencuentro, meses de fiesta.

Somos seres alegres y joviales bailando al grito unánime de un "Shunto".

Es la cuna de artistas, de excelentes pintores, cantautores y poetas, abanderados de una cultura viva.

Somos paisanos del colibrí cola de espátula, del oso de anteojos, de la orquídea zapatito.

Somos habitantes del frío y el calor, de casas blancas con balcones por doquier. Todos somos conocidos y, aunque el lugar es pequeño, el corazón es grande.

Somos aliados de los cerros que nos cuidan cual fieles guardianes dormidos por la eternidad.

Somos un pueblo de fe, todos hijos devotos de la virgen Asunta, ciudad protegida por su manto y orgullosa de sus costumbres.

De insignia el Raymillaqta, como aliado sus potajes .
Tierra adictiva y acogedora, de aquí no vas a querer salir si tus deseos quieres cumplir, al pozo de yanayacu debes ir, beber el agua con fervor y un amor verdadero te ayudará a conseguir, una bella Chachapoyana que a sus curvas no te podrás resistir.

¡ Feliz 481 Aniversario mi querida Chachapoyas ! 

Autor: Shirley López Epiquién
Libro: Luna Dzohara 
Depósito legal: AL 355 - 2019 - España

No Comments Yet.

Leave a comment